Monday, October 31, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 31/10


Octubre 31

Los abuelos de las caricaturas políticas

En el año 1517, el monje alemán Martín Lutero clavó sus palabras de desafío en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg.
Gracias a un invento llamado imprenta, esas palabras no se quedaron allí. Las tesis de Lutero llegaron a las calles y a las plazas y entraron en las casas, las tabernas y los templos de Alemania y más allá.
La fe protestante estaba naciendo. Lutero atacaba la ostentación y el despilfarro de la Iglesia de Roma, la venta de entradas al Paraíso, la hipócrita soltería de los sacerdotes...
No sólo por palabras se difundían estas herejías. También por imágenes, que llegaban a más gente, porque pocos sabían leer pero todos eran capaces de ver.
Los grabados que ayudaron a difundir las protestas de Lutero, obras de Lucas Cranach, Hans Holbein y otros artistas, no eran muy amables, que digamos: el Papa apa- recía como un monstruoso becerro de oro, o un burro con tetas de mujer y rabo de Diablo, o era un gordo muy enjoyado que caía de cabeza a las llamas del infierno.
 Estos filosos instrumentos de propaganda religiosa, que tanto ayudaron a la difusión masiva de la rebelión luterana, fundaron, sin saberlo, las caricaturas políticas de nuestro tiempo.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Sunday, October 30, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 30/10


Octubre 30

¡Se vienen los marcianos!

En 1938, aterrizaron las naves espaciales en las costas de los Estados Unidos, y los marcianos se lanzaron al ataque. Tenían tentáculos feroces, enormes ojos negros que arrojaban rayos ardientes, y una babeante boca en forma de V.
Muchos despavoridos ciudadanos salieron a las calles, envueltos en toallas mojadas para protegerse del gas venenoso que los marcianos emitían, y muchos más prefirieron encerrarse a trancas y retrancas, bien armados, en espera del combate final.
Orson Welles había inventado esta invasión extraterrestre, y la había trasmitido por radio.
La invasión era mentira, pero el miedo era verdad.
Y el miedo continuó: los marcianos fueron rusos, coreanos, vietnamitas, cubanos, nicaragüenses, afganos, iraquíes, iraníes...

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 29/10


Octubre29

Hombre de buen corazón

En 1981, en un gesto de generosidad que honra su memoria, el general Augusto Pinochet vendió a precio de regalo los ríos, los lagos y las aguas subterráneas de Chile
Algunas empresas mineras, como la suiza Xstrata, y empresas eléctricas como la española Endesa y la es- tadounidense AESGener, se hicieron dueñas, a perpetuidad, de los ríos más caudalosos de Chile. Endesa recibió una extensión de aguas equivalente al mapa de Bélgica.
Los campesinos y las comunidades indígenas han perdido el derecho al agua, condenados a comprarla, y desde entonces el desierto avanza, comiendo tierras fértiles, y se va vaciando de gente el paisaje rural.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 28/10


Octubre 28

Las locuras de Simón

Hoy nació en Caracas, en 1769, Simón Rodríguez.
La Iglesia lo bautizó como “párvulo expósito”, hijo de nadie,
pero fue el más cuerdo hijo de la América hispánica.
En castigo de su cordura, lo llamaban El Loco. Él decía que nuestros países no son libres, aunque tengan himno y bandera, porque libres son quienes crean, no quienes copian, y libres son quienes piensan, no quienes obedecen. Enseñar, decía El Loco, es enseñar a dudar.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Thursday, October 27, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 27/10


Octubre 27

Guerra contra las drogas

En 1986, el presidente Ronald Reagan recogió la lanza que Richard Nixon había alzado unos años antes, y la guerra contra las drogas recibió un multimillonario impulso. Desde entonces, aumentaron sus ganancias los narcotraficantes y los grandes bancos que les lavan el dinero;
las drogas, más concentradas, matan el doble de la gente que antes mataban;
cada semana se inaugura una nueva cárcel en los Estados Unidos, porque se multiplican los drogadictos en la nación que más drogadictos contiene


Afganistán, país invadido y ocupado por los Estados Unidos, ha pasado a abastecer casi toda la heroína que el mundo compra;
y la guerra contra las drogas, que ha hecho de Colombia una gran base militar norteamericana, está convirtiendo a México en un enloquecido matadero.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 26/10


Octubre 26

Guerra a favor de las drogas

Tras veinte años de cañonazos y miles y miles de chinos muertos, cantó victoria la reina Victoria: China, que prohibía las drogas, abrió sus puertas al opio que los mercaderes ingleses vendían.
Mientras ardían los palacios imperiales, el príncipe Gong firmó la rendición, en 1860.

Fue un triunfo de la libertad: la libertad de comercio.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 26/10


No te pierdas desde este sábado 29 de octubre "Textos recobrados 1956-1986".
Colección Jorge Luis Borges en Diario La Nación - *con portadas ilustradas por Andrés Casciani. 
En kioskos de revistas de todo el país.


20 tomos que reúnen las obras completas del genial escritor. Acá podés seguir el cronograma de ediciones:http:http://opcionales.lanacion.com.ar/opcional/757/biblioteca-jorge-luis-borges

Tuesday, October 25, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 25/10


Octubre 25

Hombre porfiado

Poco valía, en Colombia, la vida de un hombre. La de un campesino, casi nada. Nada valía la vida de un indio; y la vida de un indio rebelde, menos que nada.
Sin embargo, inexplicablemente, Quintín Lame murió de viejo, en 1967.
Había nacido en este día de 1880, y había vivido sus muchos años preso o peleando.
En el Tolima, uno de los escenarios de sus malandanzas, fue encarcelado ciento ocho veces.
En las fotos policiales aparecía siempre con los ojos en compota, por los saludos de entrada, y la cabeza rapada, para quitarle fuerza.
Los dueños de la tierra temblaban al escuchar su nombre, y está visto que también la muerte le tenía terror. Hombre de hablar suavecito y gestos delicados, Quintín caminaba Colombia alzando a los pueblos indios:

—Nosotros no hemos venido, como puercos sin horqueta, a metemos en sembrado ajeno. Esta tierra es nuestra tierra

—decía Quintín, y sus arengas eran clases de historia. Él contaba el pasado de aquel presente, el porqué y el cuándo de tanta desdicha: desde el antes, se podía ir inventando otro después.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 24/10


Octubre24

Ver

Los científicos no lo tomaban en serio. Antonie van Leeuwenhoek no hablaba latín, ni tenía estudios, y sus descubrimientos eran frutos de la casualidad.
Antonie empezó ensayando combinaciones de lupas, para ver mejor la trama de los tejidos que vendía, y de lupa en lupa inventó un microscopio de quinientos lentes capaz de ver, en una gota de agua, una multitud de bichitos que corrían a toda velocidad.
Este mercader de telas descubrió, entre otras trivialidades, los glóbulos rojos, las bacterias, los espermatozoides, las levaduras, el ciclo vital de las hormigas, la vida sexual de las pulgas y la anatomía de los aguijones de las abejas.

En la misma ciudad, en Delft, habían nacido, en el mismo mes del año 1632, Antonie y Vermeer, el artista pintor. Y en la misma ciudad se dedicaron a ver lo invisible. Vermeer perseguía la luz que en las sombras se escondía, y Antonie espiaba los secretos de nuestros más diminutos parientes en el reino de este mundo.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Sunday, October 23, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 23/10


Octubre 23

Cantar

En las noches cálidas del sur del mundo, tiempo de la primavera, los grillos llaman a las grillas.
Las llaman frotando sus cuatro alas.

Esas alas no saben volar. Pero saben cantar.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Saturday, October 22, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 22/10


Octubre 22

Día de la medicina natural

Los indios navajos curan cantando y pintando.
Estas artes medicinales, sagrado aliento contra el desaliento,
acompañan el trabajo de las hierbas, el agua y los dioses. Durante nueve noches, noche tras noche, el enfermo escucha el canto que espanta las malas sombras que se han metido en su cuerpo, mientras los dedos del pintor pintan en la arena flechas, soles, lunas, aves, arcoíris, rayos, serpientes y todo lo que a sanar ayuda.
Concluidas las ceremonias de la curación, el paciente regresa a su casa, los cantos se desvanecen y la arena pintada vuela.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.
http://andrescasciani.com/

Friday, October 21, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 21/10


Octubre 21

Estallaos los unos a los otros

Allá por el año 630 y pico, un célebre médico y alquimista chino llamado Sun Simiao mezcló nitrato de potasio, salitre, azufre, carbón de leña, miel y arsénico. Estaba buscando el elixir de la vida eterna. Encontró un instrumento de muerte.
En 1867, el químico sueco Alfred Nobel patentó la dinamita en su país.
En 1876, patentó la gelignita.
En 1895, creó el Premio Nobel de la Paz. Como su nombre lo indica, el premio nació destinado a recompensar a los militantes pacifistas. Lo financió una fortuna cosechada en los campos de batalla.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Invitación


Estrena hoy!! 
obra de teatro"Colores", por el elenco CrearT, dirigida por Cristina Guardia. 
-
 21 30 hs en "Donde duerme la luna"(Viamonte 3005, Chacras de Coria)

* ilustración del flyer Andrés Casciani

Thursday, October 20, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 20/10


Octubre 20

El profeta Yale

En 1843, Linus Yale patentó la cerradura más invulnerable de todas, inspirada en un invento egipcio de hacía cuatro mil años.
A partir de entonces, Yale aseguró las puertas y losportones de todos los países, y fue el mejor guardián del derecho de propiedad.
En nuestros días, las ciudades, enfermas de pánico, son cerraduras gigantescas.

Las llaves están en pocas manos.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Colección J.L.Borges - Diario La Nación - con portadas ilustradas por Andrés Casciani


No te pierdas desde este sábado 22 de octubre "Textos Recobrados 1931-1955"
Colección Jorge Luis Borges en Diario La Nación - 
* portadas ilustradas por Andrés Casciani

20 tomos que reúnen las obras completas del genial escritor. Acá podés seguir el cronograma de ediciones: 
http://opcionales.lanacion.com.ar/opcional/757/biblioteca-jorge-luis-borges

Wednesday, October 19, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 19/10


Octubre19

Invisibles

Hace dos mil quinientos años, al alba de un día como hoy, Sócrates paseaba con Glaucón, hermano de Platón, en los alrededores del Pireo.
Glaucón contó la historia de un pastor del reino de Lidia, que una vez encontró un anillo, se lo colocó en un dedo y al rato se dio cuenta de que nadie lo veía. Aquel anillo mágico lo volvía invisible a los ojos de los demás.
Sócrates y Glaucón filosofaron largamente sobre las derivaciones éticas de esta historia. Pero ninguno de los dos
se preguntó por qué las mujeres y los esclavos eran invisibles en Grecia, aunque no usaban anillos mágicos.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 18/10


Octubre18

Las mujeres son personas

En el día de hoy del año 1929, la ley reconoció, por primera vez, que las mujeres de Canadá son personas.
Hasta entonces, ellas creían que eran, pero la ley no.

“La definición legal de persona no incluye a las mujeres”,

había sentenciado la Suprema Corte de Justicia.
Emily Murphy, Nellie McClung, Irene Parlby, Hen- rietta Edwards y Louise McKinney conspiraban mientras tomaban el té.
Ellas derrotaron a la Suprema Corte.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.
http://andrescasciani.com/

Monday, October 17, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 17/10


Octubre17

Guerras calladas

Hoy es el Día contra la pobreza.
La pobreza no estalla como las bombas, ni suena como los tiros.
De los pobres, sabemos todo: en qué no trabajan, qué no comen, cuánto no pesan, cuánto no miden, qué no tienen, qué no piensan, qué no votan, en qué no creen.
Sólo nos falta saber por qué los pobres son pobres.

¿Será porque su desnudez nos viste y su hambre nos da de comer?

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Sunday, October 16, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 16/10


Octubre16

Él creyó que la justicia era justa

El jurista inglés John Cooke defendió a los que nadir quería y atacó a los que nadie podía.
Y gracias a él, por primera vez en la historia, la ley humana humilló a la divina monarquía: en 1649, el fiscal Cooke acusó al rey Carlos I, y su certero alegato convenció al jurado. El rey fue condenado, por delito» de tiranía, y el verdugo le cortó la cabeza.
Y Algunos años después, el fiscal pagó la cuenta. Lo acusaron de regicidio, lo encerraron en la Torre de Londres. El se defendió diciendo:

—Yo apliqué la ley.

Ese error le costó la vida. Cualquier jurista debe saber que la ley vive arriba y hacia abajo escupe.
En el día de hoy de 1660, Cooke fue ahorcado y des- cuartizado en la misma sala donde había desafiado al poder.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 15/10


Octubre15

Sin maíz no hay país

En el año 2009, el gobierno de México autorizó las siembras, experimentales y limitadas, de maíz transgénico. Un clamor de protesta se alzó desde los campos. Nadie ignoraba que los vientos se ocuparían de propagar la invasión, hasta que el maíz transgénico se convirtiera en fatalidad del destino.
Alimentadas por el maíz, habían crecido muchas de las primeras aldeas en América: el maíz era gente, la gente era maíz, y el maíz tenía, como la gente, todos los colores y sabores.
¿Podrán los hijos del maíz, los que hacen el maíz que los hizo, resistir la embestida de la industria química, que en el mundo impone su venenosa dictadura? ¿O terminaremos aceptando, en toda América, esta mercancía que dice llamarse maíz pero tiene un solo color y no tiene sabor ni memoria?

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Friday, October 14, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 14/10


Octubre 14

Una derrota de la Civilización

En el año 2002, cerraron sus puertas los ocho restoranes de McDonald’s en Bolivia.
Apenas cinco años había durado esta misión civilizadora.

Nadie la prohibió. Simplemente ocurrió que los bolivianos le dieron la espalda, o mejor dicho: se negaron a darle la boca. Estos ingratos se negaron a reconocer el gesto de la empresa más exitosa del planeta, que desinteresadamente honraba al país con su presencia.

El amor al atraso impidió que Bolivia se pusiera al día con la comida chatarra y los vertiginosos ritmos de la vida moderna.

Las empanadas caseras derrotaron al progreso. Los bolivianos siguen comiendo sin apuro, en lentas cere- monias, tozudamente apegados a los antiguos sabores nacidos en el fogón familiar.

Se ha ido, para nunca más volver, la empresa que en el mundo entero se dedica a dar felicidad a los niños, a echar a los trabajadores que se sindicalizan y a multiplicar a los gordos.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Colección J.L.Borges - Diario La Nación - con portadas ilustradas por Andrés Casciani


No te pierdas desde este sábado 13 de octubre "Textos Recobrados - Segunda parte"
Colección Jorge Luis Borges en Diario La Nación - 
* portadas ilustradas por Andrés Casciani

20 tomos que reúnen las obras completas del genial escritor. Acá podés seguir el cronograma de ediciones: